Menorca | Cultura

Raquel Marqués  | 12/09/2010

Exposició

'Le Corps' de Melisa Cabal Cano

En su último trabajo se sirve de la sensualidad, el juego de acrílico y agua, y de un azul en femenino

Presentó un avance de su nueva trabajo en la pasada Gran Migjornale. Entonces la cosa prometía, pero el resultado es, aún si cabe, más exquisito. Melisa Cabal Cano (Oviedo, 1976) se sirve de la sensualidad y del azul mediterráneo para trazar su última propuesta para la galería Retxa de Ciutadella.

 

Con "Le Corps" retoma su estudio sobre la figura humana, una delicada serie en femenino que comenzó a fraguarse en apuntes en 2007 y para la que ha preparado 12 obras inéditas de gran formato a las que se suman otras tantas más sobre papel. "Es curioso ver mi evolución al respecto, cómo a la hora de crear te afecta el momento de tu vida por el que estás pasando y en esta ocasión la obra ha sido muy visceral, de acorde a mi estado anímico", comenta. No en vano lo subraya en su página web (www.melisacabal.com) con una frase de Felisa Granda: "Sin sentirlo el alma, el Arte no es nada".

 

 

La técnica se mueve entonces a impulsos. Un trazado de multitud de gamas, manchas y degradaciones tonales dibujan el grueso de cuerpos posicionados en las más inverosímiles posturas. –"Incluso una mancha caída sobre el lienzo accidentalmente me permite variar la obra", señala–. Cabal Cano rehuye de la técnica al uso, hecho esperanzador que permitirá al público inhalar una bocanada de aire fresco en el circuito expositivo menorquín. La tendencia a sorprender de la ovetense acentúa cada uno de sus proyectos. Si primero fue su éxito con el acopio de caldos y derivados llevados al lienzo, ahora puja con fuerza "Le Corps".

 

Acrílico, espátula y agua conforman la base técnica de un juego de líneas que ha proyectado intensamente durante los últimos cinco meses. Con su pintura remarca una atractiva estética de pies y manos agigantados que se transforman en función de la óptica escogida. "Me gustan las perspectivas difíciles y poco comunes", añade. "Le Corps" es la desproporción dinámica y relajada de un semblante que permite a quien observa adentrarse en una vívida escena de sosiego femenino. Un placer para los sentidos.

 

 

La selección es casi tan importante como la creación de las propias obras; la elección exacta para cada exposición, para cada entorno y lugar. Y aquí están todas y cada una de ellas, navega entre ellas.

 UNIQUE selection ART

VER MÁS

La selección es casi tan importante como la creación de las propias obras; la elección exacta para cada exposición, para cada entorno y lugar. Y aquí están todas y cada una de ellas, navega entre ellas. VER MÁS
'Le Corps' de Melisa Cabal Cano Menorca | Cultura Raquel Marqués | 12/09/2010 Exposició En su último trabajo se sirve de la sensualidad, el juego de acrílico y agua, y de un azul en femenino  UNIQUE selection ART
Presentó un avance de su nueva trabajo en la pasada Gran Migjornale. Entonces la cosa prometía, pero el resultado es, aún si cabe, más exquisito. Melisa Cabal Cano (Oviedo, 1976) se sirve de la sensualidad y del azul mediterráneo para trazar su última propuesta para la galería Retxa de Ciutadella. Con "Le Corps" retoma su estudio sobre la figura humana, una delicada serie en femenino que comenzó a fraguarse en apuntes en 2007 y para la que ha preparado 12 obras inéditas de gran formato a las que se suman otras tantas más sobre papel. "Es curioso ver mi evolución al respecto, cómo a la hora de crear te afecta el momento de tu vida por el que estás pasando y en esta ocasión la obra ha sido muy visceral, de acorde a mi estado anímico", comenta. No en vano lo subraya en su página web (www.melisacabal.com) con una frase de Felisa Granda: "Sin sentirlo el alma, el Arte no es nada". La técnica se mueve entonces a impulsos. Un trazado de multitud de gamas, manchas y degradaciones tonales dibujan el grueso de cuerpos posicionados en las más inverosímiles posturas. –"Incluso una mancha caída sobre el lienzo accidentalmente me permite variar la obra", señala–. Cabal Cano rehuye de la técnica al uso, hecho esperanzador que permitirá al público inhalar una bocanada de aire fresco en el circuito expositivo menorquín. La tendencia a sorprender de la ovetense acentúa cada uno de sus proyectos. Si primero fue su éxito con el acopio de caldos y derivados llevados al lienzo, ahora puja con fuerza "Le Corps". Acrílico, espátula y agua conforman la base técnica de un juego de líneas que ha proyectado intensamente durante los últimos cinco meses. Con su pintura remarca una atractiva estética de pies y manos agigantados que se transforman en función de la óptica escogida. "Me gustan las perspectivas difíciles y poco comunes", añade. "Le Corps" es la desproporción dinámica y relajada de un semblante que permite a quien observa adentrarse en una vívida escena de sosiego femenino. Un placer para los sentidos.
La selección es casi tan importante como la creación de las propias obras; la elección exacta para cada exposición, para cada entorno y lugar. Y aquí están todas y cada una de ellas, navega entre ellas. VER MÁS
'Le Corps' de Melisa Cabal Cano Menorca | Cultura Raquel Marqués | 12/09/2010 Exposició En su último trabajo se sirve de la sensualidad, el juego de acrílico y agua, y de un azul en femenino  UNIQUE selection ART
Presentó un avance de su nueva trabajo en la pasada Gran Migjornale. Entonces la cosa prometía, pero el resultado es, aún si cabe, más exquisito. Melisa Cabal Cano (Oviedo, 1976) se sirve de la sensualidad y del azul mediterráneo para trazar su última propuesta para la galería Retxa de Ciutadella. Con "Le Corps" retoma su estudio sobre la figura humana, una delicada serie en femenino que comenzó a fraguarse en apuntes en 2007 y para la que ha preparado 12 obras inéditas de gran formato a las que se suman otras tantas más sobre papel. "Es curioso ver mi evolución al respecto, cómo a la hora de crear te afecta el momento de tu vida por el que estás pasando y en esta ocasión la obra ha sido muy visceral, de acorde a mi estado anímico", comenta. No en vano lo subraya en su página web (www.melisacabal.com) con una frase de Felisa Granda: "Sin sentirlo el alma, el Arte no es nada". La técnica se mueve entonces a impulsos. Un trazado de multitud de gamas, manchas y degradaciones tonales dibujan el grueso de cuerpos posicionados en las más inverosímiles posturas. –"Incluso una mancha caída sobre el lienzo accidentalmente me permite variar la obra", señala–. Cabal Cano rehuye de la técnica al uso, hecho esperanzador que permitirá al público inhalar una bocanada de aire fresco en el circuito expositivo menorquín. La tendencia a sorprender de la ovetense acentúa cada uno de sus proyectos. Si primero fue su éxito con el acopio de caldos y derivados llevados al lienzo, ahora puja con fuerza "Le Corps". Acrílico, espátula y agua conforman la base técnica de un juego de líneas que ha proyectado intensamente durante los últimos cinco meses. Con su pintura remarca una atractiva estética de pies y manos agigantados que se transforman en función de la óptica escogida. "Me gustan las perspectivas difíciles y poco comunes", añade. "Le Corps" es la desproporción dinámica y relajada de un semblante que permite a quien observa adentrarse en una vívida escena de sosiego femenino. Un placer para los sentidos.